Suelen organizarse excursiones en numerosos centros educativos. Se trata de pequeños viajes de un día en los que, entre otras muchas cosas, se comparten comidas, especialmente las del mediodía y la merienda. Bocadillos y fiambreras con platos preparados en casa tendrán que aguantar no sólo el viaje y un tiempo prolongado hasta que se consuman, sino que además deberán hacer frente al calor característico de esta época.

Sin embargo, a menudo olvidamos que, además, la comida que preparamos no se consumirá hasta al menos cuatro horas después de su elaboración y a una temperatura exterior elevada que propiciará el desarrollo y crecimiento de la posible carga bacteriana, lo que puede elevar el riesgo hasta crear un potencial foco de toxiinfección alimentaria. Por todo ello deberemos tomar precauciones a la hora de planificar y preparar la comida de la excursión. Se trata de reducir al mínimo este riesgo alimentario.

Nuestra guía de alimentación en un día de excursión

Haz click en cualquiera de los siguientes puntos para ampliar la información:

Tipos de alimentos

Tipos de comida

Envases y conservación


Tipos de menu jupes-ocio